top of page

VIEWS


Te invitamos a escuchar nuestro podcast en el siguiente link.

Era tan bonita la descripción de la vista que se divisaba desde la ventana, que le pedía a su madre que se la describiese una y otra vez. Le ilusionaba recuperarse, para disfrutar del paisaje, y se prometía a si mismo que

en cuanto tuviese oportunidad, se alzaría de la cama para verla.

Es una historia real en la que la descripción de las vistas, sirve de estímulo para curarse.

En "Una habitación con vistas", James Ivory nos asoma a una Florencia, todavía no invadida por el turismo.

A la protagonista de la trama, la bella Helena Bonham Carter, le ceden con galanteria la mejor habitación del hotel en el que se hospeda, pues dispone de unas estupendas vistas sobre la ciudad.

Recorrer por ejemplo el High Line de Manhattan, que recupera una antígua via de tren elevada para convertirla en paseo, es como flotar a ocho metros por encima del suelo, con unas vistas increíbles sobre el rio Hudson.

Una buena ubicación, suele ser, la primera razón para elegir el espacio que habitamos y disfrutamos.

Hoy traemos la imagen de una vivienda con unas inmejorables vistas sobre la ciudad, en la que la iluminación, cobra especial relevancia, para poder seguir disfrutando de las mismas desde el atardecer.

Nuestra propuestas la colección Kundalini, en concreto, la lámpara Kyudo, un diseño del estudio Hasandfranz.








Comments


bottom of page