top of page

VENICE, BIENNALE 2023.

Cómo va? Qué tal vuestras cosas?. Espero y deseo que genial, en el mejor de los casos aprovechando el puente de la Inmaculada, al menos en Italia, España y Portugal; os deseo unos estupendos días de descanso y disfrute, ideales para sentir el ambiente navideño que ya se respira....

Por aquí, aterrizando, después de varios días e intensas jornadas en Italia, mil cosas que hacer y una bandeja de emails a rebosar me dan la bienvenida, así como la estupenda sensación de llegar al lugar de trabajo en el centro histórico de Lisboa.

El Palacio do Mercador, dónde nos ubicamos, nos recibe espléndido con sus galas navideñas, e impertérrito en su estructura y magnificencia desde años há, siglos há, con sus azulejos de Giovanni Grossi

y la magestuosidad de la piedra, de la escalinata de entrada...en una rua-street, la de Sâo José, paralela a la internacional Avda da Liberdade, en la que el costumbrismo y la cotidianeidad del barrio conviven, con la procesión de turistas.

Se agradecen enormemente, las caras de siempre que me reciben y me alegran sintiéndome "bemvinda".

Tradición y modernidad se funden en el "historical center" de una capital europea, y la mezcla resulta maravillosa.

Tanta "info" recabada, que precisa tiempo de asentarse y verse con el filtro de objetividad para nuestro mercado.

De primeras, en la retina queda la belleza " spettacolare", capaz de emocionar hasta las lágrimas y lo que hoy quiero compartir con vosotros.

Sta María delle Grazie, l'Accademia y su expo sobre Tiziano,

el teatro La Fenice y su homenaje a la Callas y la sala Grande dalla Scuola Rocco, con Tintoretto firmando paredes y techos,

y un evento-concierto de música, en el día nacional de Rumanía, que permitió vivir un momento único, inolvidable.

Una Venecia semivacía, con "acqua alta" e iluminación navideña, arropó y de qué modo, jornadas de trabajo.

Para muestra un botón.

Feliz puente para todos.

















bottom of page